Iajutsu/koryu

La idea del IAI, era enseñar al practicante, en cualquier posicion que se encontrase (de pie, de rodillas, sentado, rodeado de enemigos, etc.) a anticiparse, o ser capaz de parar, esquivar y responder ante un ataque con un dominio perfecto del manejo del sable, pues desenvainar con rapidez era una cuestion de vida o muerte. A tal efecto, a mediados del siglo XVI, el sable se fue acortando, y se llevaba en la cintura con el filo hacia arriba, para desenvainar y cortar en una sola accion.

Al IAI se le define tambien como el zen de las Artes Marciales. Es la expresion material de la acción más decidida a partir de la calma, y de la calma absoluta durante y despues de dicha accion. En su origen la unica meta era cortar al adversario, y abatirlo lo antes posible tomandole la iniciativa, cogiendole por sorpresa si era posible, sin dejarle ninguna oportunidad de defenderse, se buscaba aprovechar el descuido, la distraccion o la falta de vigilancia del otro.

El samurai estaba obligado a permanecer alerta todos los instantes de su vida, porque el adversario estaba en su perfecto derecho de aprovechar un descuido o distraccion para atacarle. Pensaban y obraban en consecuencia, que el bushi que se descuidaba merece la muerte porque ha puesto en peligro la vida de su señor (daimyo). Se consideraba un honor haber sido el primero en atacar y matar por sorpresa al adversario hasta el punto de merecer una recompensa. No se tenia por indigno, innoble o vergonzoso tomar la iniciativa sin avisar para atacar a su enemigo, mas bien era de uso y regla comun aceptada y conocida por todos. Pero incluso si el otro estaba alerta y en guardia, concedían mucha importancia al hecho de ser el primero en atacar.